Medidas alternativas

ODS 8: Trabajo decente y crecimiento económico
29 octubre 2021
Quédate con el talento. Luis Penido
18 diciembre 2021

Según establece la Ley General de Derechos de las Personas con discapacid y de su Inclusión Social, si tu empresa tiene una plantilla superior a las 50 personas trabajadoras está obligada a contar con por lo menos un 2% de traballadoras/es con discapacidad.

Pero si tu empresa tiene dificultades a la hora de aplicar esa cuota mediante la contratación directa de personas con discapacidad, no te preocupes. Existe la llamada “Excepcionalidad”, un marco legislativo que permite a las empresas como la tuya a acogerse a las denominadas medidas alternativas. Pero, en que consisten esas medidas alternativas?

 

Cumprimento normativo e inclusión

 

La Ley General de Discapacidad (LGD), ) Ley General de Derechos de las Personas con discapacidad y de su Inclusión Social, obliga a todas las empresas de más de 50 empleadas/os en la que por lo menos un 2% de su plantilla esté ocupada por personas con certificado de discapacidad igual o superior al 33%.

En este sentido, Rosa  Gutierrez, Directora de Negocio de  Galega de Economía Social, destaca que “esta normativa ayuda a las empresas para impulsar un entorno laboral más inclusivo y fomenta la inclusión a través del empleo de las personas con discapacidad, apostando por un mundo más justo e igualitario”.

¿Cumple tu empresa con la cuota de reserva?

Desde Galega de Economía Social te informamos para convertir tu empresa en una empresa inclusiva.

¿Qué sucede si tu empresa no puede cumplir con la cuota de reserva?

Excepcionalmente y de forma transitoria, la Ley plantea un mecanismo por el que las empresas que justifiquen la imposibilidad de incorporar talento con discapacidad a sus plantillas, puedan solicitar un certificado de excepcionalidad para acogerse a la aplicación de alguna de las  “medidas alternativas”.

¿Cuáles son dichas medidas alternativas?

Dichas medidas contemplan aspectos como la donación o acciones de patrocinio destinadas a entidades sin ánimo de lucro cuyo fin sea la formación o la generación de empleo para personas con discapacidad o la contratación de un centro especial de empleo o una persona trabajadora en régimen de autónomo con discapacidad, entre otras.

 

 

Ser una empresa inclusiva, además de una opción por contribuir positivamente con la sociedad y su diversidad, supone una propuesta de incremento en la cadena de valor de las organizaciones.

Desde el Grupo Empresarial de COGAMI y como apoyo al cumplimiento normativo, apostamos por la inclusión e igualdad de oportunidades a través de los servicios que ofrecemos a las empresas:

 

  • Información y conocimiento sobre las personas con discapacidad.
  • Una preselección de candidaturas formadas y motivadas para el empleo.
  • Información y asesoramiento para el cumplimiento de la Ley General de Derechos de las Personas con Discapacidad y de su Inclusión Social si tu empresa tiene una plantilla mayor de 50 personas.
  • Información y asesoramiento sobre bonificaciones, incentivos a la contratación y ayudas para la adaptación de puestos de trabajo.
  • 11 centros especiales de empleo con los que contratar productos y servicios para apoyar la contratación de personas con discapacidad y cumplir la Ley General de Derechos de las personas con Discapacidad y de su Inclusión Social a que están obligadas las empresas con más de 50 personas en plantilla.

Si quieres cumplir con la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social y necesitas asesoramiento, contacta con Galega de Economía Social. ¡Te ayudaremos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribirse a la newsletter

¿Quieres ser el primero en conocer nuestras novedades?

Acepto la política de privacidad